Los hechos fueron registrados por un joven influencer que se encontraba visitando el acuario Marineland, en donde fue testigo del momento en el que un león marino escapó de su recinto y se deslizó sobre la mujer.

En el impactante vídeo, se ve al león marino salir de la piscina de agua cerrada en la que estaba nadando, mientras la empleada corre para intentar empujar suavemente al animal de vuelta al agua.

Sin embargo, el peso del león marino de 150 kilogramos fue demasiado, y se dejó caer encima de ella mientras ambos caían al suelo, con el animal volcando sobre la mitad de su cuerpo.

«Soy surfista y me siento muy cómodo rodeado de animales marinos y he estado en muchos acuarios, nunca había visto un accidente así», dijo el joven.

Marineworld es un popular parque de atracciones marinas y ofrece muchas experiencias con animales marinos, incluida la posibilidad de hacerse una foto con un león marino y algo llamado «experiencia con leones marinos», donde los visitantes aprenden todo sobre el animal y pueden verlos nadar bajo el agua e incluso acariciarlos.

Cuando el joven de 20 años se dio cuenta de lo ocurrido, se levantó y fue a asegurarse de que tanto la mujer como el león marino estaban bien.

Por suerte, la entrenadora se levantó del suelo y fue a ver cómo estaba el león marino, acariciándolo y acariciando su adorable cara.

El joven se sintió «conmocionado» y pensó que la mujer podría haberse roto un hueso debido al peso del león marino, pero ambos parecían aparentemente ilesos del incidente.

Según American Oceans, los leones marinos no son «típicamente agresivos» con los humanos, pero pueden volverse «defensivos» si se sienten «amenazados» o «acorralados».